6 razones para visitar el Hotel-Restaurante Amersfoort

El Hotel-Restaurante Amersfoort forma parte de Fletcher Hotels desde hace poco. ¡Nos encanta mostrarle las razones por las que visitar este hotel! Siga leyendo para descubrir las actividades que puede hacer en su entorno.

1. Centro de Amersfoort

El centro histórico de Amersfoort se puede visitar de diferentes maneras. Puede visitarlo a pie u optar por ver la ciudad desde otro punto de vista descubriéndola en una vuelta en barco por los canales. ¡También recomendamos subir a la torre Onze Lieve Vrouwe! Esta torre medieval mide 98 metros y es el reclamo de la ciudad. Cuando alcance la cima será recompensado con unas preciosas vistas de la ciudad. El centro de Amersfoort también es ideal para los que disfrutan yendo de tiendas. La ciudad cuenta con varias calles de tiendas y bonitas tiendas bordeando los canales. ¡Tómese su tiempo para descubrir el centro de Amersfoort!

2. Visitar el Palacio Soestdijk

Descubra el antiguo hogar del príncipe Bernardo y la princesa Juliana en una visita a este palacio especial. Se ha intentado mantener el ambiente original, creando así una experiencia única. Sumérjase en la cultura e historia durante esta visita que podrá hacer a su ritmo. Se ofrecen visitas guiadas gratuitas y de libre acceso en las que aprenderá todo sobre este edificio que fue habitado durante casi setenta años. ¡Es una actividad interesante para conocer la historia de nuestra casa real!

3. Conozca la historia

En los límites entre Leusden y Amersfoort se encuentra uno de los centros de memoria más conocidos de la Segunda Guerra Mundial. El antiguo campo tiene una rica historia. Entre 1941 y 1945 albergó a aproximadamente 37.000 presos durante más o menos tiempo. Al finalizar la guerra se quiso borrar todos los horrores cuanto antes. A pesar de que el campo fue reducido a sus cimientos se sigue notando el ambiente. Se creó un bonito lugar en el que rememorar lo acontecido.

4. Relajarse en las Termas Soesterberg

Tómese su tiempo para relajar en las Termas Soesterberg. Este recinto con espacios de sauna y bienestar se encuentra en un entorno boscoso, dándole así un efecto tranquilizador. Las Termas Soesterberg disponen de agradables jardines, diferentes zonas de descanso y un restaurante. ¡Si desea pasar un día relajante ha venido al lugar apropiado! Recomendamos que reserve de antemano para asegurar su entrada.

5. Zonas arenosas en las dunas Soester Duinen

Las Soester Duinen se encuentran al sur de Soest y son conocidas por sus grandes zonas arenosas. En los Países Bajos apenas se encuentran este tipo de zonas arenosas, por lo que la provincia de Utrecht calificó a esta zona de monumento natural. La zona es ideal para hacer senderismo y descubrir la naturaleza. Esta actividad también es idónea para niños. El entorno es precioso y se presta para sentarse a descansar o disfrutar de un picnic.

6. A la aventura en el Zoológico Amersfoort

El Zoológico Amersfoort es un zoológico adaptado a los niños y dispone también de un DinoPark. Aquí viajará por el tiempo e irá a un bosque lleno de dinosaurios a tamaño real. El parque también dispone de una ruta "Klim Alles" para trepar, por la que paseará entre los animales. ¿Es amante de las aves? En ese caso, ¡no debe pasar de alto una visita al aviario Snavelrijk! Puede acceder a esta enorme pajarera de tres mil metros cuadrados y pasearse entre diferentes aves. El Zoológico Amersfoort ofrece más actividades que tendrá que descubrir durante su visita.

Conozca el Hotel-Restaurante Amersfoort

¿Tiene curiosidad? Conozca el hotel a un precio módico y haga una reserva Pack de introducción de 3 días

Por favor, espere
Los resultados se actualizan.